Aventura en Asia
De Vitoria a Chengdú


Inicio


Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
General [15] Sindicar categoría

Archivo
Marzo 2016 [1]
Mayo 2015 [1]
Febrero 2015 [2]
Diciembre 2014 [1]
Noviembre 2014 [1]
Octubre 2014 [3]
Septiembre 2014 [5]
Agosto 2014 [1]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


Febrero del 2015


Viajando por la provincias colindantes (parte II)

Summary:
- Minority villages : Leishan and Langde.
- Beautiful sunny day at Anshun.

Retomando la entrada anterior, os seguiré presentando nuestro viaje durante las fiestas del festival de la primavera. Nos quedamos en Guiyang, capital de la privincia de Guizhou. Como os explicaba, es una provincia con un gran número de minorías étnicas, unas 50, repartidas por los diferentes condados de la zona.
La gente de estos grupos puede tener el número de hijos que quiera en China, la política del hijo único sólo se aplica a la gente de etnia Han, a la que pertenece más o menos el 90% de la población china. Si un Han tiene un segundo hijo deberá pagar una multa que varía dependiendo de la región e ingrsos de la familia. Aquí en Sichuan ronda el equivalente a unos 15.000 euros (Según una de mis alumnas es lo que pagaron sus padres por ella). En zonas del este con más densidad de población la multa es mayor. Y después de este pequeño dato cultural, seguimos con nuestro trayecto.

Primero fuimos hasta Kaili, llegamos un día de mercado y las calles estaban infestadas de gente, no se podía ni andar, así que la primera impresión fue un poco de agobio. Kaili es un pueblo que no tiene mucho encanto, pero lo utilizamos como pueblo dormitorio para acercarnos al resto de aldeas que queríamos visitar.

Por lo menos aquí pudimos degustar uno de los fideos chinos más ricos que he probado, acompañados de cerdo, crujientes cortezas y cacahuetes. Todavía se me hace la boca agua cada vez que miro la fotografía, y es que aquí se echa mucho de menos el embutido, pero estoy segura de que cuando vuelva a España voy a echar también de menos unos buenos Noodles, mi querido pollo Gong Bao, los pinchitos picantes a la barbacoa y cualquiera de mis tapitas preferidas de los sitios de platos. Los que nos habéis visitado ya sabéis de lo que estoy hablando, ¿Verdad cuñad@s?

El primer pueblo que visitamos fue Leis
han, un pueblito con mucho encanto y en el que hacía mucho frío.


Supuestamente íbamos a ver gente de la minoría Miao, vestidos con sus trajes típicos, como los que aparecen en el monumento que se puede ver en la foto de al lado; y bailando felizmente en la plaza del pueblo sus danzas regionales... pero parece ser que sólo lo hacen en verano, cuando es temporada alta para hacer negocio con los turistas, porque aparte de chupar frío no vimos absolutamente nada. Claro que sabemos que esta gente no se pasa el día bailando como si no tuvieran hijos a los que alimentar o tareas que hacer durante el día, pero esperábamos que en la zona antigua del pueblo al menos, se pudiera ver a alguien con su traje típico, pero la verdad es que vimos más en Kaili que aquí. La verdad es que se difencia perfectamente la gente de las minorías porque las mujeres siempre llevan algo característico, bien sea una moño hecho con sus largas trenzas y sujeto con una peineta, o un pañuelo con aspecto de trapo de cocina enroscado a la cabeza, sí sí, habéis oído bien, un trapo de cocina de cuadros de los de toda la vida.

Por lo menos el pueblo tenía encanto, y en los diferentes museos que hemos visto durante el viaje hemos podido ver a gente con trajes tradicionales de las minorías. Son muy coloridos, con sombreros u otros complementos muy llamativos y la verdad
es que son preciosos.

Así que nuestra siguiente parada fue en Langde de camino de vuelta al hotel, aunque ya anticipando que tampoco íbamos a ver ningún baile típico ni nadie vestido con el traje regional.


Este es un pueblo de gran atractivo turístico, pero lo único que pudimos ver fue la fauna de la zona... un toro atado a un poste, tienen más pelo que los de España y la cornamenta es muy diferente. Los aldeanos lo iban a limpiar para alguna exhibición, ya que en esta zona también hay corridas de toros, pero en este caso sólamente los toros luchan entre ellos y ninguno acaba en el otro barrio.
Sabios chinos...

En la segunda foto podemos observar otro espécimen, se trata de un Albertus Congelatus. Suele aparecer por la zona en los meses invernales buscando, sin mucha suerte, un poco de bullicio. Al fondo podemos observar unas casas típicas
(Diaojiaolou) de madera, construcciones características de la etnia Miao . Suelen tener tres pisos, en la planta baja suelen tener gallinas o cerdos, la familia viviría en el piso intermedio, mientras que la parte superior haría las veces de despensa.

Y nuestra última parada en Guizhou antes de dirigirnos a Yunnan ha sido Anshun, donde ¡por fín tuvimos un día de sol! Y digo un día porque es lo que duró... Pero al menos pudimos disfrutar de un bonito paseo alrededor del lago que hay en la ciudad. Y esto es todo por hoy, me despido con esta bonita foto del lago de Anshun. :D





Por Luki y Fly - 23 de Febrero, 2015, 3:40, Categoría: General
Enlace Permanente | Comentar | Referencias (0)

Viajando por la provincias colindantes (parte I)

Summary:
- Travelling around China during our holidays.
- Stops: Zigong - Yibin - Guiyang.

Ya era hora de que volviéramos a escribir alguna entrada. Esto de tener dos meses de vacaciones hace que nos volvamos cada vez más vagos. Con tantos días libres decidimos aprovechar nuestro visado que nos permite movernos libremente por China para hacer un poco de turismo por alrededor, en plan mochilero.

Nuestro primer destino fue Zigong, en la misma provincia de Sichuan. LLegamos allí después de 2 horas y media de autobús así que el viaje no se hizo muy pesado. En Zigong se encuentra uno de los museos sobre dinosaurios más grandes del mundo. He de decir que no estaba mal pero tampoco nos pareció tan grande... Cuenta con maquetas de dinosaurios y con un gran número de restos fósiles, y los huesos utilizados para recrear los esqueletos son verdaderos.


Uno de los motivos por los que queríamos hacer parada en Zigong es para ver un parque de luces que habíamos oído que estaba bastante bien. Desde este momento es cuando empezó nuestra mala suerte durante este viaje. Resulta que se acerca el Año Nuevo Chino y en Zigong preparan un gran festival de luces para esta fecha, por lo que el parque estaba cerrado y lo estaban preparando para el gran día, así que sólo pudimos ver a los trabajadores fabricando las piezas para la exhibición final. Eran unas figuras muy grandes, en la foto no se aprecia pero están hechas con pequeñas bombillitas y trozos de vidrio. Había cientos de ellas y estaban separadas por temas. La verdad es que ya sólo el verlas, incluso sin estar encendidas, llama bastante la atención.



Nuestra siguiente parada fue en Yibin, todavía en la provincia de Sichuan. aquí fuimos a ver el Mar de Bambú (Shunan Zhuhai). Seguimos teniendo mala suerte y había mucha niebla, por lo que no pudimos apreciar los paisajes más bonitos desde las alturas del parque natural.


Para visitarlo necesitas alquilar un coche, ya que es muy grande (120 km2) y es imposible recorrerlo andando en un día. Los extranjeros no podemos conducir en China a no ser que te examines de nuevo y te saques la licencia aquí, así que necesitábamos alquilar un coche con chófer. Tuvimos suerte y al llegar a la entrada del parque natural coincidimos con una pareja china que sabía algo de inglés así que decidimos compartir el coche con ellos para ahorrar gastos y de paso contar con intérpretes durante la visita :D.


Durante el recorrido tuvimos que subir y bajar un montón de escaleras así que terminamos bastante cansados, pero las vistas, a pesar del mal tiempo, eran impresionantes. En este parque se han grabado varias películas como las conocidas "Tigre y dragón" o "La casa de las dagas voladoras".




En nuestro siguiente destino ya cambiamos de provincia, nos dirigimos a Guiyang, capital de Guizhou. Fue un viaje muy largo y cansado en autobús. En la estación se indicaba que eran 7h de duración, ¡pero el trayecto se alargó hasta las 9h! Para continuar con nuestra mala racha, empezó a nevar en nuestro primer día de visita.

Pobres ilusos de nosotros que nos dirigíamos al sur en busca de calor y buen tiempo... De todas formas, nada de esto ha impedido que haya sido uno de los sitios que hemos visitado que más me han gustado.

Guiyang es una ciudad grande, con unos cuatro millones de habitantes, muy parecida a cualquier otra ciudad china, ya que son todas practicamente iguales. Lo que más pena me da de las grandes ciudades chinas es la facilidad con la que se han desecho de cualquier tipo de edificio que recuerde la china tradicional para dar paso a edificios colmena enormes que carecen de ningún tipo de encanto. Tan sólo suelen perdurar tres o cuatro templos en el interior de la ciudad. Como en otras ocasiones, las ciudades chinas sólo se salvan de noche, cuando sufren su transformación y se convierten en mariposas, llenas de colores y encanto :D

La razón por la que Guiyang evita un poco el que la etiquete como ciudad monstruosa es que cuenta con un gran parque en medio de la ciudad. El parque Qianling es una bonita montaña con lagos, templos, monos, acostumbrados ya a los numerosos visitantes, y alguna cueva.





Muy cerca de Guiyang se encuentra el lago Tianhe, destino de nuestro segundo día en la ciudad. Un parque con lagos, cascadas y una cueva de unos cuántos kilómetros de longitud, que se visita parte en barca y el resto andando. Tras dejar Guiyang nos dirigimos a los pueblos de alrededor para visitar las diferentes minorías étnicas. Pero eso ya lo dejo para la siguiente entrada. ¡Hasta pronto! 













Por Luki y Fly - 9 de Febrero, 2015, 5:04, Categoría: General
Enlace Permanente | Comentar | Referencias (0)




<<   Febrero 2015  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28  

Enlaces
eGrupos
ZoomBlog

 

Blog alojado en ZoomBlog.com